0013520541

Por qué los millennials aman Snapchat

“Este mensaje se autodestruirá en cinco segundos”, decía la voz misteriosa que le encargaba a los agentes secretos una nueva Misión Imposible. Y de eso se trata, en esencia, Snapchat, al aplicación para equipos móviles que funciona como una red social donde los mensajes desaparecen automáticamente luego de haber sido leídos.

La era digital es un tiempo donde, como decía el poeta, “todo pasa y todo queda”. El contenido que se comparte en una red social se consume en el momento, pasa. Pero también queda. Los archivos de las redes sociales y los resultados de los motores de búsqueda son el “grabado a fuego” y el “tallado en piedra” del siglo 21. Una búsqueda en Google puede desenterrar un texto en un blog de hace una década o una foto en Facebook de hace un par de años (de hecho, Facebook suele recordarle a sus usuarios los “aniversarios” de contenidos importantes que compartieran en la red).

0013520549

 

Consultores en recursos humanos en todo el mundo recomiendan a los profesionales ser cuidadosos con el contenido que se comparte en forma abierta: muchos empleadores husmean en las redes sociales para enterarse de cómo es un potencial candidato de la puerta para afuera de la oficina. Un tuit desafortunado o esa foto del baile de disfraces puede costarle a un aspirante a un puesto su reputación.

Eso mismo –la reputación– queda a salvo en Snapchat, la red social favorita de los millennials, donde lo que pasa, salvo que algún usuario lo capture y lo guarde, no queda. Se borra. Para siempre.

Mensajería efímera
“Snapchat sin dudas resulta muy atractivo para los más jóvenes porque es la primera red verdaderamente pensada para la vida que llevan, siempre acompañados por un teléfono”, explica el filósofo y periodista especializado en tecnología Tomás Balmaceda, “No podés subir fotos viejas ni videos que tengas guardados en un disco, todo debe ser genuino y real”.

Porque si Snapchat tiene que ver con no dejar una huella, también tiene que ver con el ahora, con la experiencia del momento. La combinación entre ambas cosas hace que los más chicos se muestren más desinhibidos y se atrevan a generar contenidos de los que, de quedar “para siempre”, podrían arrepentirse. En suma, los chicos se divierten con lo que comparten.
“SNAPCHAT ES LA PRIMERA RED PENSADA PARA LOS MÁS JÓVENES”

La interfaz de usuario es muy simple de operar, muy amigable. Es sencillo tomar una foto, agregarle –o no– un texto y publicarla. Y la simpleza es clave en las aplicaciones para celulares, Pero además y ante todo “es de una frescura que a los adultos nos asusta, pero que a los millennials les fascina”, continúa Balmaceda, “Y un dato no menor: todo sucede en una pantalla vertical, que aprovecha como ninguna otra el formato mobile”.

La contrapartida a esta naturalidad es, por supuesto, la carencia de compromiso. “La inmediatez, el anonimato, lo virtual, nos traen la presente las características de lo que Zygmunt Bauman ya describió hace tiempo como la ‘liquidez’ del hoy”, afirma la psicóloga Marisa Russomando, “Parecería que se trata de evadir compromisos, esquivar responsabilidades y dejarse llevar por lo frívolo y lo efímero”.

0013520533

Buscando el nicho
Creada en el año 2011, la aplicación Snapchat sigue un modelo de negocio simple y que no tiene nada original: ganar una audiencia específica y, cuando exista una masa crítica de usuarios, incorporar publicidad. Ya se ha hecho –caso tan clave como reciente: Instagram, funciona y puede hacerse.

La audiencia ya la han logrado: 100 millones de usuarios de todo el mundo, mayormente adolescentes y jóvenes adultos (casi la mitad de sus usuarios tienen menos de 24 años), publican unos 400 millones de “snaps” al día. Según sus propias estadísticas, Snapchat concentra el 5% del tráfico mundial de selfies –una clara señal de en qué segmento está su audiencia– y el 30% de todos los millennials de Estados Unidos usan la red.

En América Latina aún no se ha desatado el furor que lleva a que tantos chicos publiquen casi 9.000 fotos por segundo. Pero es solo una cuestión de tiempo.

Lo que aún deben demostrar es que pueden facturar tanto o más que sus principales competidores.
100 MILLONES DE USUARIOS POR DÍA PUBLICAN 400 MILLONES DE SNAPS
Modelo de negocio
A vuelo de pájaro y según cifras de la revista Forbes, Linked In tiene 200 millones de usuarios y vale 33.000 millones de dólares. Twiter y sus 300 millones de usuarios valen 30.000 millones. Facebook, la red social más grande del planeta, tiene 1.400 millones de usuarios y su valor en la bolsa supera los 200.000 millones de dólares.

En el año 2013, Facebook habría ofrecido 3.000 millones de dólares para comprar Snapchat. No vendieron. Hoy la cotización está estimada en 19.000 millones. En el 2014, la compañía facturó “apenas” tres millones de dólares. Su proyección para fines del 2015 es de 50 millones de dólares.

En comparación con las redes líderes, la relación entre valor de las acciones, cantidad de usuarios y ganancias es baja. Pero el potencial de crecimiento, con un producto enfocado a todas luces en los nativos digitales, es enorme.

Por: Diego Gualda dgualda@infobae.com
La aplicación para móviles es furor entre los más jóvenes. Bate récords de cantidad de usuarios y su cotización crece. Cuál es el atractivo de la mensajería efímera

Fuente: Infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>